No podemos estar más contentos con el trato recibido, tanto de Tomás como de Rocio, a parte de ser grandes profesionales son grandes personas.